Soluciones para salir del frío

* Temperatura en zonas altoandinas del sur podría llegar a los 25 grados bajo cero por el fenómeno climático de la Helada.

* Ingenieros Rafael Espinoza presenta en el Congreso Nacional Quinquenal del CIP tecnologías para crear viviendas con confort térmico que protejan a las familias del frío intenso.

Entre mayo y setiembre las temperaturas en el sur del Perú descenderán a niveles muy por debajo de los cero grados a causa de la Helada, fenómeno climático que afecta a la población de localidades ubicadas sobre los 3,500 msnm.

El frío intenso acaba con la vida de personas y animales, y daña miles de hectáreas de cultivo. Se moviliza ayuda humanitaria a los afectados (alimentos, abrigo), pero el drama se repite el siguiente año en la misma temporada.

De acuerdo con el Ing. Rafael Espinoza Paredes, director del Centro de Energías Renovables (CER) de la UNI, no hay mayor apoyo a las zonas altoandinas a causa del centralismo limeño. Debido a que en la capital de la república no se experimenta climas extremos, jamás se ha desarrollado una cultura de protección climática a nivel nacional.

“Creo que hay carencia de sensibilidad social en sectores estatales, y académicos, tal vez por cierto grado de ignorancia de realidades nacionales de elevada consideración que no son tratadas adecuadamente cuando se presentan”, expresa el especialista.

 

¿Cuáles son las consecuencias de las heladas en las zonas altoandinas?

Las más severas son, sin duda, las pérdidas de vida de personas y animales; más, sin llegar a ese extremo, una persona en un ambiente con temperatura extremadamente baja se verá obligada a protegerse del frío como una necesidad prioritaria, con lo que disminuye o anula su capacidad productiva, cualquiera sea su ocupación. Visto esto sobre una población, el efecto se multiplica disminuyendo el desarrollo socioeconómico de ese pueblo .

¿Cuáles son las regiones más afectadas?

Cusco, Puno, Arequipa, Moquegua y Tacna en sus zonas que se encuentran por arriba de los 3,500 msnm.

¿A qué temperaturas se llega en esos lugares?

En algunos lugares, como Mazo Cruz en Puno, o Imata en Arequipa, se han registrado valores de hasta 25 grados bajo cero.

¿Por qué el clima es gélido en la zona altoandina del sur?

La temperatura en las zonas altoandinas superiores a los 3,500 msnm es típicamente baja por la altura. Físicamente se comprueba y demuestra que conforme nos alejamos de la superficie terrestre la temperatura del aire disminuye. En el norte del Perú no hay ese problema porque no hay poblaciones que habiten en alturas sobre los 3,500 msnm. En el centro sí hay algunas: es sabido que la Pampa de Junín (a más de 4,000 msnm) es muy fría y Cerro de Pasco también lo es.

¿Cuál debería ser la temperatura recomendable para vivir en el interior de una casa?

La temperatura recomendable es la que provea de comodidad térmica a las personas. En el Perú no se ha hecho ningún estudio que conduzca a conocer esa temperatura que, por otro lado, no es una sola temperatura para todo nuestro país y mucho depende de las costumbres de cada lugar. Por ejemplo, un habitante de Iquitos está acostumbrado a temperaturas que bordean los 30 grados mientras que uno de Puno lo está a temperaturas cercanas a los cero grados. Las temperaturas que le provean comodidad térmica a cada uno de dichos habitantes será la más cercana a la cual están acostumbrados.

¿A qué llamamos confort o comodidad térmica?

La comodidad térmica es la temperatura del ambiente dentro del cual una persona se siente cómoda, en la que no siente ni frío ni calor; es decir, una condición neutra; y esto se hará realidad cuando la persona no pierda más calor que el que genera su propio metabolismo ni tampoco lo gane excesivamente.

¿Por qué es importante vivir bajo confort térmico?

La comodidad en general, sea térmica o de otro tipo, es una condición requerida para que podamos desempeñar nuestras actividades con eficacia. Si sentimos frío o calor en exceso, nuestro rendimiento disminuirá porque distraemos tiempo y recursos en contrarrestar dicha situación. Además, si se torna crítica, nos afecta la salud. La pérdida extrema de calor (sensación de frío) puede conducirnos a la hipotermia; mientras que la ganancia excesiva, a la deshidratación.

¿Básicamente, qué características estructurales debe tener una vivienda con confort térmico?

Una vivienda es un sistema cerrado con ventilación adecuada para renovar el aire que sus ocupantes respiran y, como en el caso de una persona, intercambiar calor con su entorno. Un efecto de esta característica natural es el nivel de temperatura de sus ambientes. Por lo tanto, sus muros, techos, pisos, puertas, ventanas y demás elementos deben ser diseñados y construidos para que la vivienda no pierda ni gane calor en exceso, situaciones que determinarán su temperatura interior.

¿Qué materiales deberían usarse en estos casos?

Desde el punto de vista térmico, los materiales pueden conducir el calor rápidamente o lentamente. En el primer caso serían materiales conductores (típicamente los metálicos) y en el segundo, aisladores (típicamente no metálicos). Si nos imaginamos un ordenamiento de materiales desde los más conductores hasta los más aisladores basados en la propiedad de conductividad térmica, sabremos escoger aquellos que requiere la envolvente de una vivienda a efectos que no gane ni pierda más calor que el requerido para que su interior provea siempre comodidad térmica a las personas que la habitan.

Se trata entonces de encontrar un balance entre estos elementos.

Así es. Técnicamente, habría que aplicar un proceso de balance térmico a la vivienda y determinar los materiales y sus formas para lograr el efecto de confort térmico.

¿Qué técnicas se aplican en la construcción o modificación de viviendas con confort térmico?

Las técnicas de balance térmico. Estas pueden ser aplicadas haciendo uso de procedimientos de análisis y cálculo que se conozca o que se elabore para cada caso. Pero si nos enfrentamos a una situación compleja por la variedad de formas, materiales, climas y costumbres personales, lo más recomendado es usar técnicas de simulación computarizada utilizando algunos programas existentes en el medio, de los cuales el más recomendado es el Energy Plus, de uso libre. Eventualmente también se puede recurrir a la experimentación en laboratorios.

¿Cuál es la fuente de energía en una vivienda con confort térmico?, ¿hay facilidad de acceso a esa fuente en las zonas altoandinas?

Se necesita una fuente de energía y puede ser cualquiera de las que conocemos, tradicionales o no tradicionales. En el Perú se tiene una situación paradójica en aquellas zonas de su geografía que sufren las Heladas: es que esos mismos lugares son soleados durante casi todo el año. Entonces, lo racionalmente recomendable es utilizar la energía solar como fuente de energía, hasta el límite técnico y económico que corresponda. La fuente solar está ahí, disponible para todos y sin costo alguno.

¿Y qué hace falta entonces?

Lo que hace falta son las técnicas bioclimáticas requeridas para hacer uso de la energía solar, técnicas bioclimáticas como las desarrolladas por la UNI y otros entes académicos del Perú. Pero también falta mucho más dinamismo en las universidades públicas ubicadas en los lugares fríos.

¿Dónde están construidos los prototipos de viviendas con confort térmico?

El CER-UNI tiene un laboratorio de campo en la comunidad de San Francisco de Raymina (3,700 msnm) de Vilcashuaman, Ayacucho, conformado por un módulo experimental de vivienda bioclimática y las propias viviendas de sus habitantes cuyos dormitorios han sido protegidos parcialmente del frío extremo. También hemos experimentado en Vilcallamas Arriba (4,500 msnm), Puno, y hemos desarrollado un estudio para el Ministerio de Vivienda en Huancavelica. Otras entidades han promovido este tipo de edificaciones en otras zonas rurales. La UNI está estudiando materiales para estas aplicaciones a través de un proyecto de su facultad de Ciencias y que serán experimentados en Imata-Arequipa. Por otro lado, el CER-UNI desarrollará un proyecto en escuelas de las alturas de Chuquibamba-Arequipa.

¿Qué debe suceder para que todas las viviendas de las zonas altoandinas sean confortables?

Honestamente y en forma personal, lo veo como un sueño, pues ni la academia ni los gobiernos desarrollan actividades en la magnitud necesaria para que todas las viviendas rurales altoandinas que se construyan en el futuro tengan características bioclimáticas. A mi juicio, las universidades públicas del interior del país no están cumpliendo su rol de generadoras de conocimientos y tecnologías en este campo, al menos no en la magnitud que se necesitaría.

Acerca del autor: admin

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.