Pueblos selva-fronterizos están abandonados

* Comunidades que mantienen vivos los conocimientos ancestrales y protegen la biodiversidad carecen de servicios efectivos de salud y educación.

* Conexión a la red eléctrica y banda ancha impulsará el desarrollo en esa región, plantea el ing. Efraín Castro Gallo en el Congreso Nacional Quinquenal del Colegio de Ingenieros.

dav

Un total de 172,000 km2 conforma la región selva-fronteriza: un territorio nacional ubicado cerca de las fronteras del país y habitado por medio millón de personas en su mayoría nativos Boras, Aguarunas, Shipivo-Conibos, Huambisas, entre otros.

Se trata de comunidades convertidas en guardianes de cultura y conocimientos ancestrales, además de protectoras de la biodiversidad de los bosques, pero que pese a esa contribución se encuentran desamparadas por el Estado y padecen la pobreza y carencia de servicios esenciales como la salud y educación pública.

El Ing. Efraín Castro Gallo, experto en prospectiva y desarrollo sostenible, vislumbra una salida a esta situación deplorable. Propone convertir las ventajas comparativas de las poblaciones selváticas, es decir, sus recursos naturales y sabiduría, en ventajas competitivas para el desarrollo del turismo, la industria maderera y la pesca sostenible, entre otras actividades económicas.

El impulso de esa transformación, de acuerdo con el ingeniero Castro Gallo, es la energía eléctrica y la conectividad a la banda ancha. Con electricidad y telecomunicaciones, la región selva-fronteriza podrá acceder a la salud, a la educación y desarrollará proyectos de comercio.

“La aplicación de los saberes ancestrales, cuando actúa de modo sinérgico y convergente con las tecnologías digitales, hace posible la generación de negocios eco-sostenibles generadores de recursos económicos en beneficio de la economía local, regional y nacional”, sostiene.

 

¿Qué regiones abarcan los territorios selva-fronterizos?, ¿cuál es su extensión y cuánta población involucra?

Abarcan las regiones de Amazonas, Loreto, Ucayali y Madre de Dios. Considerando solo los distritos y zonas geográficas directamente enmarcadas en entornos fronterizos, es decir, las áreas geográficas más cercanas a las líneas de frontera, el área involucrada es de 172,000 km2. Esto es el 13.33% de territorio nacional y se estima que viven allí 500,000 personas, en su mayoría población nativa.

¿Cuáles son las comunidades nativas y cuáles sus principales actividades económicas o de subsistencia?

Habitan allí los Boras, Aguarunas, Shipivo-Conibo, Capanahua, Huambisa, Chayahuita, Huitoto-Meneca, entre otras. Sus actividades económicas son la agricultura, pesca, silvicultura y forestal. De alguna manera realizan actividades turísticas y artesanías pero de baja intensidad.

¿Qué riesgos corren en la actualidad estas poblaciones?

Muchas, de diferente origen: principalmente la contaminación del agua de la que viven por efecto de contaminantes provenientes de la explotación de petróleo y minerales. También los amenaza el narcotráfico por la facilidad que encuentran los traficantes para cruzar las fronteras ante un nulo (y a veces cómplice) control fronterizo policial. También cae sobre estas poblaciones el riesgo de perder el concepto de peruanidad en tanto necesitan migrar hacia el otro lado de las fronteras donde encuentran mejores oportunidades de trabajo y calidad de vida.

¿De qué manera contribuyen las comunidades selva-fronterizas con la patria?

Con lo más importante, que es la defensa de la vida en todas sus manifestaciones: la vida animal, la vida vegetal y la propia vida humana al proteger la biodiversidad en su plano natural. Las poblaciones selváticas contribuyen con el país y con el medio ambiente al preservar los orígenes de la vida a través de mantener vivas y vigentes las culturas ancestrales en toda su manifestación ecológica.

¿Cómo se ha manejado tradicionalmente la política territorial del Estado con respecto al desarrollo de los pueblos selva-fronterizos?

Los resultados alcanzados en las últimas siete décadas reflejan un saldo de gestión gubernamental deficiente y poco orientado al desarrollo sostenible. La no concluida política de ordenamiento territorial empeora la situación de estas poblaciones en la medida que empresas privadas, sin el debido control del Estado, realizan generalmente acciones extractivas depredadoras de los recursos naturales en dichas regiones. En términos generales, de las políticas aplicadas por el Estado se puede decir que no han logrado alcanzar un mínimo nivel de desarrollo a favor de las comunidades selva-fronterizas.

Como alternativa a esta ineficiencia del Estado, ¿qué propuestas importantes o interesantes han existido de parte de ONG y organismos internacionales?

Los organismos internacionales y las ONG ambientalistas han mostrado un interés por la defensa de los ecosistemas y el medio ambiental biodiverso, pero muchas veces de una forma poco creativa e innovadora. Por ejemplo, su oposición a la construcción de carreteras en la zona selva-fronteriza no ha sido compensada con otros medios alternativos de conectividad útiles para que los pobladores estén más comunicados con los centros poblados de mayor desarrollo y puedan alcanzar mejores beneficios en educación, en salud y en economía para sus familias.

¿Cómo lograr que esos servicios básicos lleguen a la población?

Se proponen estrategias como el uso de las telecomunicaciones de banda ancha para la aplicación de tecnologías TIC como soporte a los sectores de educación y salud pública. También la comunicación multilingüe para impartir en el idioma nativo educación y dar a conocer los programas de salud entre la población. Otra propuesta es la puesta en valor de los saberes ancestrales de las comunidades nativas en los campos educativos y de salud a través de procesos sinérgicos con las tecnologías TIC. Así mismo, destacar la participación de los actores locales en el monitoreo y control de los recursos económicos, las infraestructuras educativas y de salud y los recursos humanos y tecnológicos destinados por el Estado para esos servicios.

¿Cómo se puede fomentar una actividad comercial dinámica y sostenible entre las poblaciones de selva-fronteriza y otras ciudades del Perú e incluso del extranjero? 

Esto es posible en la medida que se ejecuten planes y proyectos que tengan como objetivo convertir las ventajas comparativas de estas poblaciones (recursos biodiversos, recurso forestal, medicina ancestral sobre la base de sus plantas y la pesca) en ventajas competitivas traducidas en proyectos eco turísticos, productos madereros de segunda y tercera transformación, pesca para atender el mercado regional y productos para la salud y la alimentación intraregional. Serán necesarios mejores medios de conectividad nacional e internacional, mayor presencia del Estado en todos sus niveles mejorando las infraestructuras para las telecomunicaciones y el suministro eléctrico.

¿Por qué son básicas las telecomunicaciones y la energía eléctrica?

La energía eléctrica hace posible el funcionamiento de los sistemas de telecomunicaciones y estas a su vez facilitan la generación de plataformas virtuales para ofertar servicios educativos en todos sus niveles. Igualmente da soporte y genera mejoras en la prestación de servicio salud pública y de la misma manera es posible la generación de empresas virtuales a través del comercio electrónico. Las telecomunicaciones son un fuerte componente de soporte y dinamismo de aquellos servicios impulsores del desarrollo local sostenible. Por eso se propone el uso de paneles solares de fabricación y operación local para el suministro eléctrico y redes secundarias de telecomunicaciones digitales conectadas a la red dorsal de fibra óptica transversales.

Acerca del autor: admin

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.